dissabte, 20 d’agost de 2011

Educación emocional en castellano

Un amigo mío, Hugo, me ha recomendado que inicie un nuevo blog, pero ésta vez, en castellano. Me dice que los artículos que escribo en mi otro bloc pueden también ser útiles para personas de habla castellana y me ha gustado la idea. No será fácil escribir en castellano y estar atenta a la gramática y ortografía castellana porque mi idioma habitual es el catalán, pero vale la pena intentarlo.

Para los que no conozcáis mi proyecto de vida os escribo una pequeña introducción.

Educación emocional, una filosofía de vida en un proyecto de vida personal y profesional. Hace tiempo que intento que la educación emocional sea una realidad, no sólo en los centros educativos y dentro de las escuelas de padres y madres sino también en la relación con mis hijos, mi familia y amigos, mis vecinos y las personas de mi entorno. Un proyecto de vida ambicioso, que hace tiempo podía parecer una locura, y que actualmente es casi una necesidad. Cada vez más las personas necesitamos poder hablar de nuestras emociones inmersos en un ritmo de vida acelerado que no nos deja tiempos para pensar ni. Pensar qué queremos y qué sentido tiene o queremos que tenga nuestra vida y como lo hacemos y qué cambios queremos introducir en nuestras vidas.

Cuando hablo sobre la necesidad de hablar con y de nuestras emociones con personas de mi entorno, a veces, me encuentro con miradas de incomprensión que me hacen sentir en tierras movedizas donde dudo del qué pretendo hacer. Otras veces, cada vez más, me encuentro con personas que agradecen una mirada profunda o bien que alguien los escuche activamente, que alguien los toque o abrace.

Mi proyecto, como tantos, pretende cambiar y mejorar, si es posible, este mundo tal y como yo lo entiendo.

No es fácil enfrentarnos con nuestras propias emociones, para algunos, un mundo desconocido, pero ellas nos ayudan a reconocernos y valorarnos de forma más positiva, tener relaciones más profundas y vivir la vida con sentido; siendo conscientes en todo momento del qué y el por qué de todo aquello que nos ocurre.

Me gustaría pensar que mi proyecto de vida, mi filosofía de vida, os puede interesar a vosotros, los lectores.
Os invito a reflexionar, pensar y, sobretodo, a actuar para cambiar tu entorno, nuestro entorno.

Ten paciencia y confianza porque es un proceso lento pero eficaz y maravilloso.

Gracias por acompañarme en éste viaje.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada